Castaño de indias, cuándo y cómo tomarlo #TuFarmacéuticoInforma

castano-de-indias

El castaño de indias o Aesculus hippocastanum es un árbol de gran envergadura perteneciente a la familia de las sapindáceas.

Se le conoce también como falso castaño, ya que sus frutos se parecen mucho a los de la familia del género castanea, que son las castañas que todos conocemos y que nos comemos. Pero ¡cuidado! no debemos confundirlas: las castañas de indias no son comestibles y presentan una alta toxicidad.

La parte que se utiliza del castaño de indias con propiedades medicinales es principalmente la corteza.

En cuanto a su composición con propiedades farmacológicas, la corteza contiene heterósidos cumarínicos como principios activos.

La corteza del castaño de indias —conocida también como la plantas de las varices— tiene propiedades antiinflamatorias y venotónicas, favoreciendo tanto la circulación venosa como disminuyendo la permeabilidad de los vasos sanguíneos.

La Agencia Europea del Medicamento —la EMA— aprueba el uso del castaño de indias para el tratamiento de la insuficiencia venosa crónica, caracterizada por hinchazón de piernas, sensación de pesadez, dolor, cansancio, picor, tensión y calambres en las pantorrillas.

La EMA también aprueba su uso tradicional, en aplicación tópica, para el tratamiento de los síntomas de malestar y pesadez de las piernas relacionados con trastornos venosos leves, así como para el alivio de los signos asociados a contusiones, como edemas locales o hematomas.

Respecto a la dosis podemos distinguir dos posologías:

  • Por vía oral se recomienda repartir la dosis de castaño de indias en 2 o 3 veces al día, adaptando según sea polvo de planta o extracto seco.
  • En cuanto al uso por vía tópica, se recomienda aplicar una fina capa en el área afectada, de entre 1 a 3 veces al día.

La entrada Castaño de indias, cuándo y cómo tomarlo #TuFarmacéuticoInforma aparece primero en MedicinaTV.

Ir a la fuente
Author: Redactor MedicinaTV