La puesta de largo de la feria de la Ascensión más limitada, pero quizás también más esperada de la historia, sirvió de altavoz ayer al alcalde de Oviedo para hacer su enésimo llamamiento a la responsabilidad ciudadana. Alfredo Canteli pidió a los ovetenses que disfruten del alivio de las restricciones sanitarias tras el fin del estado de alarma, pero con cautela. “Hay una situación de mejoría clara y si la echamos abajo sin saber administrar la libertad, mal vamos”, apuntó el regidor en el inicio de la cita festiva que se celebra hasta mañana en la Losa. Al mismo tiempo, consideró clave para controlar definitivamente al virus “la llegada de más vacunas, que nos vayamos controlando y que no hagamos más burradas, especialmente la juventud”.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico