Cantabria contará en 2021 con un presupuesto histórico de 3.076.362.511 euros para fortalecer el estado de bienestar y apoyar la recuperación cuando se supere la pandemia de la Covid-19, unas cuentas inéditas en la Comunidad Autónoma que suben un 6,6% con respecto a 2020 y que representan también el mayor techo de gasto de toda la serie presupuestaria, 2.643 millones de euros, es decir, un 7,5% más en comparación con este año (183 millones).

La consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, ha registrado hoy en Parlamento el proyecto de ley que esta misma mañana ha aprobado, en sesión extraordinaria, el Consejo de Gobierno y que ahora comienza la tramitación legislativa que culminará con su entrada en vigor el 1 de enero.

Sánchez ha señalado que estas cuentas «nos permitirán salir reforzados de la crisis sanitaria, haciendo más fuerte el estado de bienestar y garantizando una modernización de nuestra economía», gracias a un presupuesto «expansivo» para reforzar los servicios fundamentales, ayudar al tejido productivo y favorecer la «reconstrucción» de Cantabria, objetivos para los que el Ejecutivo no contempla la subida de impuestos en un momento de especial dificultad.

«Cuando familias y las empresas lo están pasando mal, tienen que tener certidumbre respecto a sus ingresos y gastos, y no es momento de aumentar los impuestos. Como Gobierno progresista que somos, implementamos políticas que no repercutan en el bolsillo de los cántabros y las cántabras», ha dicho.

Pese a que la situación económica en Cantabria «evoluciona mejor» que en el resto del país, la consejera ha explicado que el presupuesto se ha diseñado con una previsión de caída del PIB en España del 11,2% en 2020 y con un escenario de crecimiento inercial del 7,2% en 2021 y del 9,8% si se tiene en consideración el efecto que provocará la llegada de los fondos europeos.

Asimismo, ha destacado que es un documento «responsable fiscalmente» para cumplir con la tasa de déficit y recoge el «compromiso incuestionable» del Gobierno de España, «manteniendo el importe de las entregas a cuenta, asumiendo el 1,1% del déficit de las comunidades autónomas e incrementando la aportación a Valdecilla hasta alcanzar los 44 millones de euros».

«Blindar el estado de bienestar y crecer más y mejor»

La titular de Economía ha asegurado que las cuentas están confeccionadas para que Cantabria pueda afrontar los retos del presente con una mayor inversión pública, «blindar el estado de bienestar» y «crecer más y mejor» de la mano de un nuevo modelo productivo.

La sanidad, la educación, las políticas sociales y el empleo vuelven a protagonizar las partidas más importantes y acaparan casi dos terceras partes del presupuesto, lo que significa que el Gobierno regional destinará el año que viene 2 de cada 3 euros (casi el 66%) a la prestación de estos servicios esenciales.

Así, solamente el Servicio Cántabro de Salud representa el 31,55% del montante total y, junto con la propia Consejería de Sanidad, llega hasta los 1.000 millones de euros, casi 75 millones más que en 2020. Por su parte, la Consejería de Educación y Formación Profesional dispondrá de 32 millones más hasta alcanzar los 546 millones de euros, el 17,77% del total, mientras que el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) contará con 239 millones de euros, 8,5 millones más que en 2020 y el 7,75% del total, y el Servicio Cántabro de Empleo supera por primera vez los 100 millones de euros.

En términos generales, el gasto social se ha incrementado en 391 millones desde el año 2015, un 24%.

Otra de las partidas más voluminosas es la destinada a amortizar deuda pública, con una dotación de 475 millones. En cuanto al resto de consejerías, Obras Públicas tendrá un presupuesto de 144 millones; Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente 143 millones; Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte 137 millones; Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior 113 millones e Innovación, Industria, Transporte y Comercio 89 millones de euros.

Por áreas de gasto, sanidad se lleva el 49%, educación y cultura el 32%, los servicios sociales, la promoción social y la vivienda el 14% y las políticas de fomento del empleo el 5%.

Sobre la clasificación económica, María Sánchez ha apuntado que el 40% equivale a gastos de personal (sanitarios, docentes, funcionarios, etc.) y el 27% a transferencias corrientes, donde destacan las partidas para dependencia, estancias concertadas, gasto farmacéutico o protección a las mujeres, entre otras. Además, en 2021 el presupuesto inversor aumentará en 44 millones de euros, un 17% más que el año anterior.

Si la primera prioridad del presupuesto es reforzar el estado de bienestar, la segunda es impulsar el cambio de modelo productivo y establecer una senda de crecimiento sólido, en consonancia con las recomendaciones europeas.

En relación a las actuaciones de carácter económico, que representan casi el 15% del presupuesto (unos 460 millones de euros), la consejera ha señalado que el mayor porcentaje lo acaparan las infraestructuras (54,2%), seguido de la agricultura, la pesca y la alimentación (14%), la industria y la energía (8,1%), que sube 11,8 millones, un 49% más que en 2020, y la I+D+i (6,4%), que solo este año crece 15 millones de euros, un 113% más.

Por otro lado están las aportaciones al sector público empresarial, al frente de las cuales se sitúa Sodercan (20,1 millones), seguida de Cantur (10,5 millones), la Sociedad de Cultura y Deporte (8,9 millones), SICAN (7,8 millones), Gesvican (7,4 millones) y la Fundación Marqués de Valdecilla (6,1 millones).

Presupuestos con perspectiva de género

La apuesta por la igualdad de género es otra de las principales características del presupuesto, ámbito de actuación que constituye uno de los cuatro ejes vertebradores establecidos por Europa, junto con la transformación digital, la economía verde y la cohesión social y territorial.

En este sentido, María Sánchez ha subrayado como novedad la inclusión del informe de evaluación del impacto de género, en cumplimiento del artículo 23 de la Ley de Cantabria 2/2019, de 7 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. A su juicio, esto «supone el inicio de una estrategia de integración del enfoque de género en las políticas generales a través del presupuesto público», que ya en 2021 tendrá reflejo en 6 programas de 6 secciones diferentes, «si bien es voluntad de este Gobierno avanzar y abarcar el mayor número de programas para convertirse en una pieza clave de la estrategia presupuestaria con perspectiva de género».

Finalmente, ha afirmado que este presupuesto permite canalizar las partidas que llegarán a la Comunidad Autónoma procedentes del Fondo de Recuperación Europeo, que no se han incluido «por prudencia», pero que se irán incorporando a medida que se vayan recibiendo.

«Estos presupuestos son una oportunidad para construir una Cantabria mejor, más justa socialmente, más productiva, más ecologista y más feminista. En definitiva, son una oportunidad para dejar una Cantabria mejor a las futuras generaciones», ha concluido.

Nueva página web

La consejera ha anunciado que ya está disponible para el conjunto de la ciudadanía una nueva página web para ayudar a difundir y entender el proyecto presupuestario «de forma amable, accesible y transparente». Toda la información relativa a las cuentas del año que viene está disponible en la dirección presupuestos.cantabria.es.