Cantabria presenta el mayor grado de ocupación hotelera de España durante el mes de julio

Las características de nuestro territorio, un sector “profesional y riguroso” y una potente campaña de promoción, “claves” de estos datos, según Lombo

Cantabria fue, junto a Asturias, la Comunidad Autónoma con mayor grado de ocupación hotelera de España durante el mes de julio (un 50,01% en ambos casos), según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, ha valorado los datos como “excelentes” para el sector en el actual contexto y ha subrayado que los datos de julio, cuyo grado de ocupación en hoteles sube al 58,36% en fin de semana, consolidan a Cantabria como “el destino favorito de este verano”.

En su opinión, Cantabria está “salvando el verano” gracias, principalmente, a tres factores: las características propias del territorio cántabro, con amplios espacios naturales para disfrutar al aire libre; un sector “profesional y riguroso” en el cumplimiento de las medidas de prevención y, también, una “potente” campaña de promoción que ha “atraído a visitantes” y ha fomentado que los cántabros se hayan quedado en la Comunidad Autónoma.

Los hoteles cántabros registraron 299.345 pernoctaciones, un 34,7% menos que el mismo mes del año anterior y 136.376 viajeros, un 27,16% menos que en julio de 2019. Dentro del verano atípico que se está viviendo debido a la crisis sanitaria del Covid-19, la caída de pernoctaciones en hoteles cántabros es 38,7 puntos menor que la media nacional, ya que en el conjunto de España las pernoctaciones en julio fueron un 73,4% inferiores con respecto al año pasado.

Para Lombó, estas cifras representan que Cantabria está siendo valorado como “un destino seguro” y, en este sentido, ha subrayado  “el buen trabajo del sector en la aplicación de los protocolos sanitarios y la profesionalidad del mismo, que ha sabido hacer frente a la crisis sanitaria adaptándose a la situación y manteniendo la calidad”.

Además, la consejera ha considerado que las campañas de promoción impulsadas por el Gobierno de Cantabria, a través de su departamento, “han calado en el público, que ha visto reflejados en las mismas todos los valores de nuestra oferta turística, entre ellos naturaleza, diversidad y seguridad”.

Además, ha afirmado que “muchas personas han visitado Cantabria por primera vez”, extremo que, ha dicho, constituye “una oportunidad para que aquellos que aún no conocían la España Verde hayan podido descubrir un destino distinto frente a los tradicionales de sol y playa y repitan pronto”.

Lombó ha explicado que el turismo nacional ha sido mayoritario con un total de 123.433 viajeros alojados y 12.944 viajeros internacionales. “Dada la situación de movilidad internacional en estos meses como consecuencia de la pandemia, era de esperar que este verano tendríamos menos turismo extranjero, pero la alta demanda por parte de los españoles están compensando la caída de los primeros”, ha afirmado.

La titular de Turismo ha recordado que en los próximos días se publicarán los datos de alojamientos extrahoteleros de julio, cuya demanda ha sido elevada y ha adelantado que la suma de ambos dejará “cifras muy positivas para el turismo cántabro, que está consiguiendo salvar la temporada”.

“Al finalizar el verano, podremos hablar de que Cantabria ha mantenido su temporada alta en unas circunstancias totalmente excepcionales”, ha concluido Lombó.