La presidenta del PP advierte de que Cantabria no puede permitirse ni un atropello más del Gobierno central. Buruaga a Revilla: lo suyo con Sánchez está fracasando

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, le ha dicho hoy a Miguel Ángel Revilla que lo suyo con Pedro Sánchez está fracasando y le ha advertido de que Cantabria no puede permitirse ni un atropello más, porque lo que está en juego es la recuperación o el declive de la comunidad autónoma.

Durante su intervención en el pleno del Parlamento, donde ha preguntado al presidente sobre las gestiones que ha realizado para que los Presupuestos Generales del Estado recojan los compromisos con la región, Buruaga ha afirmado que el que la comunidad autónoma salga de esta va a depender, sobre todo, de la capacidad de influencia y de presión del Gobierno regional, porque si es por Pedro Sánchez “a Cantabria no llega nada”.

“Los antecedentes son para echarse a temblar”, ha afirmado la presidenta, quien ha enumerado la lista de atropellos de Pedro Sánchez a Cantabria para concluir que hay motivos para estar muy preocupados porque o cambian las cosas mucho o la región lo tiene crudo.

Así , ha citado como agresiones del Gobierno central  el impago de los 45 millones de IVA de 2017; el recurso a la sentencia que reconoce el derecho a cobrar los 22 millones de Valdecilla; los 450 millones  de remanentes incautados a los ayuntamientos o la discriminación en el reparto de los 16.000 millones del fondo Covid, a lo que se suma la paralización de las obras de infraestructuras o el proyecto de presupuestos del Estado de 2019, que preveía un recorte de la inversión de un 10 por ciento.

“Es obvio que lo suyo con Sánchez está fracasando”, ha subrayado la presidenta, quien ha recordado que el propio diputado regionalista José María Mazón ha afirmado en el Congreso de los Diputados que el Gobierno de Pedro Sánchez no está siendo beneficioso para Cantabria, a lo que ella añade que en el actual panorama es tóxico e incluso letal.

La presidenta ha hecho hincapié en que Cantabria no puede permitirse un atropello más y el maltrato no se puede tolerar más, porque de los próximos presupuestos generales del estado depende la recuperación o la decadencia productiva y laboral de la región.

Según la presidenta, la principal responsabilidad es sin duda de los socialistas, que han traicionado y dado la espalda a la región, pero también de los regionalistas, que reconocen que su alianza con los socialistas no funciona, pero siguen ahí junto al PSOE sin poner soluciones, dejando hacer y dando hilo a la cometa.

La dirigente popular ha asegurado que su partido no tiene más interés ni otra urgencia que salvar la economía y reconstruir la región y, para eso, Revilla podrá contar con el PP, pero no para no hacer nada ni para poner la otra mejilla y tampoco para aceptar privilegios para el País Vasco o comprar los apoyos independentistas a costa de Cantabria, para subir los impuestos a los ciudadanos, las cotizaciones sociales a los autónomos o congelar el sueldo a los funcionarios. “No para avalar las políticas nefastas de Sánchez y sus socios ni en España ni en Cantabria”, ha añadido.