Cantabria está noqueada

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha hecho una análisis del inicio del curso político, en el que tres años después del inicio de la legislatura Cantabria “no sólo no ha sido capaz de aprovechar la recuperación en la misma medida que el resto del país, sino que no ha puesto los cimientos de nada. Tres años después Cantabria está noqueada y su gobierno fuera de juego”.

Para Buruaga se están empezando a ver las consecuencias “del Gobierno de la rectificación y los bandazos de Pedro Sánchez que, en tan solo cien días, nos ha traído más desempleo, más gasto público, amenazas de impuestos y cesiones a todos los que respaldaron la moción de censura: a los Independentistas, a Podemos y a los herederos de Herri Batasuna”. Junto a ello un Gobierno, el de Revilla “que ni sabe qué hacer con Cantabria, ni ejerce el autogobierno, ni tiene capacidad de reacción”.

En este contexto, las prioridades del Partido Popular, según ha subrayado Buruaga, siguen siendo las prioridades de los cántabros. Para ello ha definido tres ejes, siendo el primero de ellos el crecimiento económico y el empleo, especialmente ahora que todos los indicadores alertan de una desaceleración económica, lo que en opinión del a líder del PP puede ser el prólogo de otra crisis.

Y precisamente para estar preparados ante una posible desaceleración de la economía, Buruaga considera fundamental “dejar más dinero en el bolsillo de las pequeñas empresas y familias, bajando impuestos en lugar de subirlos, que es exactamente lo que ha hecho durante toda la legislatura el Gobierno de Revilla: subir los impuestos a las rentas medias y a los trabajadores a cambio de un resultado inadmisible”. Por ello, de cara a una hipotética negociación presupuestaria, ha anticipado que “esta será una línea roja del Partido Popular si el Gobierno quiere hablar con nosotros de los próximos presupuestos. No sólo no vamos a apoyar un proyecto de ley que suponga la menor subida sino que vamos a exigir que se bajen”.

La segunda prioridad es la de la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales, no sólo en garantizar su adecuada financiación “sino que ahora se extiende a su gestión porque la sanidad, la educación y los servicios sociales han sido abandonados a su suerte por el PSOE y por nuestro presidente”. Entre los ejemplos más evidentes Buruaga ha citado la Educación, para la que el presidente “no está”. Considera que Revilla se esconde y se comporta como un convidado de piedra “porque todas sus acciones y reacciones van dirigidas a hacer creer que todo esto no tiene nada que ver con él. ¿Qué es eso de que no va a mediar más? ¿Cómo es posible que un Presidente inste en público a un consejero a negociar con los sindicatos cuando tiene la Educación de Cantabria en pie de guerra? ¿Pero QUE delirio es este?”. En su opinión, Revilla se comporta con su propio consejero como si fuera la oposición, “su obligación no es mediar ni instar, sino intervenir, coger el toro por los cuernos y cerrar el conflicto”.

Por último, la tercera de las prioridades para este curso político será la defensa de los intereses de Cantabria en España. “vamos a estar vigilantes y ejercer de guardianes para que Cantabria no pierda un solo proyecto ni un solo euro de las inversiones comprometidas por el Gobierno del Partido Popular”. Junto a ello, Buruaga considera una “imperiosa necesidad” preparar a Cantabria “para afrontar la futura negociación del nuevo sistema de financiación autonómica. Como están haciendo todas las demás”.

Precisamente se ha referido a la reciente reunión de las Comunidades Autónomas de la España vacía, Galicia, Asturias, La Rioja, Aragón, Castilla La Mancha y Castilla León. “Ni Cantabria ni su Presidente estaban porque Revilla nunca está cuando se habla de lo que, de verdad, importa a Cantabria. No ha estado, primero, porque nunca ha demostrado ningún interés por estar. Y, después, a consecuencia de su aislamiento institucional. Es normal que los demás presidentes autonómicos no cuenten con él, porque le ven siempre a lo suyo, de periplo por los platós de televisión y en la promoción editorial de sus libros”, concluyó