Una nueva reunión del CECOR aborda la situación de la pandemia en la comunidad, que contabiliza cuatro fallecidos, 236 casos positivos nuevos y 179 personas hospitalizadas

Cantabria ha incrementado desde ayer el nivel de alerta en toda la comunidad autónoma debido al incremento de casos ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con 29 pacientes ingresados en el Hospital Valdecilla, lo que supone un 27,6 por ciento de camas ocupadas por casos COVID.

Además, en las últimas horas se han registrado 236 casos positivos nuevos, cuatro fallecidos y hay 179 personas ingresadas en los hospitales de la región con motivo del coronavirus, una «cifra alta», a juicio del consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, si bien, hasta el momento, no se ha visto afectada la actividad quirúrgica de los centros.

El consejero de Sanidad ha informado de ello tras la finalización de la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOR) entre el Gobierno de Cantabria y la Delegación del Gobierno de España para hacer seguimiento de la situación de la COVID-19 en la comunidad autónoma, a la que también han asistido la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, y la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones.

Rodríguez se ha mostrado prudente con el resultado de las medidas y restricciones que se han tomado desde la pasada semana. Según ha dicho, será una semana «complicada», debido a que ha habido 300 casos diarios, y el 8 o 10 por ciento de ellos acaban con ingresos en los hospitales, y ha apuntado que habrá que esperar diez días, hasta finales de esta semana o comienzos de la próxima, para valorar su alcance y, en su caso, tomar otras iniciativas complementarias.

Entre ellas, ha citado endurecer el toque de queda, adelantar el cierre de determinadas actividades o, incluso, reducir los aforos antes de aplicar restricciones mayores como el confinamiento domiciliario.

Respecto a las residencias de mayores, el consejero ha dicho que la situación «se está complicando» y ha detallado que se encuentran activos 100 casos, con 21 personas hospitalizadas.

Entre el personal sanitario, hay 75 casos activos, 29 de ellos entre personal de enfermería, 13 en médicos y el resto corresponden a otras categorías.

Por municipios y en términos absolutos, ha señalado que Santander es el municipio con más incidencia activa, con 454 casos en los últimos siete días; Camargo, 98; Torrelavega, 83 y Castro Urdiales, 82.

El consejero de Sanidad ha apelado de nuevo a la responsabilidad de la ciudadanía para doblegar la pandemia y ha destacado la importancia de disminuir al máximo la interacción social, que es el «factor fundamental» que provoca los contagios.

«Entiendo que la población esté cansada, llevamos muchos meses con esta pandemia, pero el personal sanitario está todavía más cansado y la única forma, en este momento, de evitar el contagio es disminuir el contacto social. Los agentes para evitar el contagio somos nosotros», ha subrayado el consejero, sobre todo, en aquellos lugares «donde nos quitamos la mascarilla como en el ámbito de la hostelería».

Por su parte, la delegada del Gobierno ha destacado el «alto grado de cumplimiento» de las medidas vigentes por parte de la ciudadanía cántabra y, como muestra de ello, ha indicado que, desde que comenzó el cierre perimetral de los municipios, la Guardia Civil y la Policía Nacional han realizado 232 controles en carreteras principales y secundarias, así como en estaciones de autobús o tren, y han interpuesto 139 sanciones.

Por último, ha ensalzado una vez más «la colaboración y coordinación constante y continua entre el Gobierno de Cantabria y la Delegación del Gobierno y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado». «Todos trabajamos para frenar al virus», ha apostillado.