El Gobierno pondrá en marcha este mes una campaña de control de la venta ilegal de leche a pérdidas en Cantabria

Las consejerías de Ganadería, Industria y Sanidad colaboran en esta medida y animan a los ciudadanos a denunciar esta práctica de competencia desleal

El Gobierno de Cantabria, a través de la colaboración conjunta de las consejerías de Ganadería, Industria y Sanidad, va a poner en marcha este mes una intensa campaña de control de la venta ilegal de lecha a pérdidas en las grandes superficies, una práctica de competencia desleal que daña a los productores cántabros y merma el prestigio de este producto.

La campaña consistirá en comprobar que la leche que se vende al consumidor cuenta con el etiquetado que les corresponde a precios que no incumplan la normativa vigente.

En caso de no ser así, la Consejería de Sanidad impondrá al establecimiento la sanción correspondiente por no llevar el etiquetado adecuado, y la Consejería de Industria, hará lo mismo, si se comprueban prácticas de venta no permitidas por Ley.

“Lo único que podemos hacer desde la Administración, es intensificar las inspecciones y eso es lo que vamos a hacer”, ha subrayado el consejero de Ganadería, Guillermo Blanco, quien ha destacado la celeridad con la que ha actuado la administración desde que el sindicato UGAM-COAG denunciara públicamente que esta práctica ilegal se está desarrollando en algunos grandes establecimientos de la región.

Tras agradecer la implicación de las consejerías de Sanidad e Industria para actuar de manera ágil en este asunto, Blanco ha defendido la puesta en marcha de esta campaña para que los productores de leche en Cantabria puedan sobrevivir y nadie les pueda hacer competencia desleal”.

El consejero de Innovación, Industria, Transporte y Comercio, Francisco Martín, ha indicado que la obligación de la Administración en estos casos es reaccionar de manera inmediata “como lo estamos haciendo” y ha puntualizado que, aunque a lo largo del año se realizan “miles de inspecciones”, en los últimos tres ejercicios apenas se han recibido en Cantabria denuncias por la venta de leche a pérdidas.

En este sentido, ha puntualizado que de las 3.500 visitas que su departamento realiza cada año a los establecimientos, aproximadamente un millar procede de denuncias u hojas de reclamaciones.

En lo que va de año, la Dirección General de Comercio y Consumo ha recibido dos denuncias, una por posible venta a pérdidas en dos establecimientos de fuera de Cantabria y otra por ventas online, si bien en ningún de los dos casos se han podido confirmar dichas prácticas.

Finalmente, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha expresado la absoluta colaboración de la Dirección General de Salud Pública para realizar “todas las inspecciones que tengan que hacerse” en aras de garantizar la seguridad alimentaria.