Raúl Liaño Garallar nos informa desde el sindicato independiente BUB (Bloque Unificado de Bridgestone) en Puente San Miguel que este jueves se ha reunido la Mesa Negociadora del Convenio Colectivo de Bridgestone, y para el sindicato BUB (Bloque Unificado de Trabajadores de Bridgestone, sindicato independiente con presencia en las 4 plantas españolas), no ha servido para otra cosa que para corroborar que la única intención que tiene la multinacional es precarizar las condiciones de trabajo aprovechándose de la crisis.

“Para ello, entre otras cosas, pretende que las nuevas incorporaciones entren cobrando poco más del Salario Mínimo interprofesional por tiempo indefinido, o lo que es lo mismo, hasta que la dirección de la empresa considere que se lo merece, de manera absolutamente subjetiva y sin contar con la participación sindical, en una nueva escala profesional que pretenden implantar, a nuestra entender injusta, y que creará una múltiple escala salarial, donde por desarrollar un mismo trabajo puede haber hasta 5 salarios diferentes. La dirección de la empresa lo “disfraza” diciendo que es una oportunidad para que los trabajadores tengan una carrera profesional, pero la realidad es que lo único que persigue es que se genere una competitividad entre compañeros que derivará en unas malas relaciones laborales, crispación, división, un aumento del estrés y por ende empeorar las condiciones de los trabajadores desde el punto de vista de seguridad y salud”, explican desde el sindicato.

Recuerdan que la empresa lleva más de una década recortando derechos y salario a los trabajadores (congelación de salarios, bajada de pluses, pérdida de antigüedad, aumento de la jornada, recorte muy fuerte en el plan de pensiones, etc.) con el discurso de la crisis y haciendo comparación siempre con nuestro entorno de precariedad y desigualdad, sin tener en cuenta que gran parte de las condiciones económicas que tienen son por razón de trabajar noches, festivos, antigüedad, condiciones de penosidad, etc.

Según el sindicato BUB, una multinacional como Bridgestone debe de compararse con las de su tamaño: multinacional primera en su sector, con unos beneficios multimillonarios, que vende en todo el mundo, etc. Y con estos parámetros, indican que están por debajo de la media, y no solo en cuanto a salario, sino en otros aspectos como jornada, permisos retribuidos, beneficios sociales, etc.

Para el sindicato independiente en Bridgestone es muy importante que la empresa tenga memoria y recuerde como acabó la última negociación de convenio, donde los trabajadores tuvieron que llevar a cabo una huelga para no seguir perdiendo poder adquisitivo y conseguir el IPC después de que CCOO firmase en solitario y en minoría un convenio de eficacia limitada que seguía recortando poder adquisitivo a los trabajadores y que además pretendían imponer a toda la plantilla, desoyendo el acuerdo a que llegaron en una asamblea general de trabajadores donde se decidió que la firma del convenio tendría que ser refrendada en un referéndum entre toda la plantilla. La respuesta de todos los trabajadores fue contundente con el paro total de la producción en las 4 plantas que tiene la multinacional en España: en Burgos, Basauri, Usánsolo y Puente San Miguel.

Desde BUB consideran que un convenio con temas de tanto calado para el presente y futuro de todos los trabajadores debería ser aprobado por una mayoría de toda la plantilla en un referéndum, evitando que se produjesen situaciones tan dantescas y antidemocráticas como las del pasado convenio.