El PP presenta una iniciativa para “poner fin al bienio negro de Sánchez” en relación con las infraestructuras en Cantabria

El portavoz parlamentario de los populares, Iñigo Fernández, afirma que la región “tiene que defender sus prioridades con más fuerza que nunca”

El Partido Popular ha presentado una Proposición no de Ley en el Parlamento autonómico con el objetivo de, según ha subrayado el portavoz, Iñigo Fernández, “poner fin a dos años de paralización de las inversiones del Estado en Cantabria, poner fin al bienio negro de Pedro Sánchez en relación con las infraestructuras del Estado en Cantabria”.

Se trata de una iniciativa por medio de la que se insta al Parlamento cántabro a ratificar el acuerdo de 4 de febrero de 2019, en el que se  establecían las prioridades de la región en materia de infraestructuras viarias y ferroviarias del Estado. Además, se pide que la Cámara regional inste al Gobierno de Cantabria a negociar con el Ministerio de Fomento un calendario que implique la reactivación inmediata de, al menos, siete de los proyectos comprometidos; y se pide que el Ejecutivo cántabro comparezca para dar cuenta del resultado de la negociación.

Iñigo Fernández ha explicado cómo se encontraban, hasta el año 2018, esos compromisos del Estado en el ámbito de las infraestructuras, destacando la conexión de Cantabria con la red de alta velocidad ferroviaria; la Autovía Burgos-Aguilar; el tercer carril entre Laredo y el límite de Vizcaya, o el soterramiento de las vías en Torrelavega.

“Hasta el 1 de junio de 2018 el Ministerio de Fomento tenía un programa de compromisos y de inversiones en Cantabria, algunos estaban en tramitación acelerada, otros adjudicados o en obras”, ha señalado el portavoz del PP quien al respecto ha añadido que cuando en esa fecha Pedro Sánchez llegó a La Moncloa “todos los proyectos del Estado en Cantabria se metieron inmediatamente en un congelador”.

Según Iñigo Fernández, después de dos años, “sólo está en obras el ramal Sierrapando-Torrelavega y los accesos a Raos, adjudicado en mayo de 2018, así como el tramo Bascones de Valdivia-Pedrosa de Valdelucio de la Burgos-Aguilar, cuyas obras comenzaron en 2017, es decir, aquello que el Gobierno del Partido Popular dejó en obras o contratado, ni una nueva actuación se ha conocido en todo este tiempo y, además, lo que estaba en obras se está ejecutando a un ritmo desesperantemente lento”. En su opinión, “Abalos ha hecho bueno a Pepiño Blanco, y Sánchez ha hecho bueno a Zapatero”.

Para el portavoz del PP, tal y como están las cosas, “es más importante que nunca” que el Parlamento de Cantabria fije de nuevo sus prioridades y ratifique el acuerdo de febrero de 2019, porque “Cantabria y su Parlamento no pueden permitir que siga pasando el tiempo, y entretanto Sánchez y Abalos desoigan por completo las reivindicaciones y las reclamaciones que hace esta región”.