IU considera que las ZGAT “sólo benefician” a las grandes superficies frente al pequeño comercio

Izquierda Unida de Cantabria ha llamado la atención sobre la “necesidad” de adecuar las Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) a su verdadero propósito, tal y como está recogido en la Ley, de forma que “la realidad turística” sea atendida “de forma cabal” en Santander y en Cantabria y “no se siga beneficiando a las grandes superficies frente al pequeño comercio”.

El portavoz autonómico de IU y edil de Unidas por Santander, Miguel saro, ha explicado que entre las competencias de los ayuntamientos está la de declarar qué espacios y durante qué período de tiempo existen las ZGAT, en las cuales los comerciantes disponen de total libertad para determinar las horas de apertura de sus establecimientos (los comercios menores de 300 m2 tienen total libertad).

Tal y como explica, en Cantabria hay más de 20 municipios declarados total o parcialmente como ZGAT, “lugares que no reciben hordas de visitantes con afán de compras o gusto por el turismo”, y cita como ejemplos Val de San Vicente, Limpias o Cillorigo de Liébana. “Simplemente se están declarando zonas de gran afluencia turística que no responde a la realidad y, por tanto, pervirtiéndose el origen y fin de la norma”, aclaraba.

En referencia a Santander, Saro considera un “sinsentido” que todo el municipio esté declarado como ZGAT desde el 15 de julio al 31 de agosto, dado que el turismo se concentra desde la zona del Barrio Pesquero hasta el Sardinero, incluido el centro, pero no lugares como Peñacastillo, Nueva Montaña o El Alisal donde “casualmente, están las grandes superficies que se benefician de este hecho con una norma hecha por el Gobierno local para ellas”.

“En esta situación, las grandes superficies, que están a las afueras y en zonas que no atraen visitantes, se están beneficiando de la norma obteniendo días de apertura extra, en los que no contratan gente nueva –fin de la norma- y no hay gran consumo, sino que explotan a los trabajadores que ya tienen impidiendo el descanso y la conciliación familiar y laboral”, afirmaba.

De hecho, el edil de izquierdas destacaba la “fragilidad” de argumentación del Gobierno local al defender que todo Santander sea ZGAT y citaba como ejemplo que se justifique esto aludiendo a inmuebles de interés cultural como el Seminario de Monte Corbán, ya que “como todo el mundo sabe, es un lugar que recibe miles y miles de visitantes”, ironizaba. “Da la casualidad de que justo al lado hay un complejo con grandes superficies”, continuaba.

“Este hecho beneficia a las grandes superficies, ya que el convenio colectivo que regula dicho tipo de comercios apenas compensa al trabajador, mientras que los convenios colectivos regionales reguladores de pequeños comercios (textil, del calzado) sí que recogen de forma más justa el derecho a algún tipo de compensación para sus empleados”, explicaba.

El modelo de IU es el de cero festivos, tal y como ocurre en el País Vasco, donde las grandes superficies no pueden abrir, “fruto de grandes acuerdos y lucha sindical ejemplar”.

La ley estatal, sin embargo, determina que han de ser como mínimo diez los festivos en los que se permita la apertura de comercios de más de 300 y la Ley de Comercio de Cantabria marca su máximo en diez.

En este escenario, el portavoz de IU ha defendido que el Gobierno municipal “debería cambiar la ZGAT y hacerla realista”, mientras que el Gobierno autonómico “tiene la posibilidad de minimizar este perjuicio actual” para los trabajadores, concentrando el mayor número de festivos de apertura en el período en que Santander es ZGAT.