El entramado de corrupción y malversación de fondos pica y se extiende, mientras Juan Guaidó admite que sus enviados se apropiaron de 90.000 dólares
Ir a la fuente
Author: