Ascenso tensionado de jueza Repetto: Gobierno intenta destrabar reparos de la oposición y Corte Suprema alerta por “sobreexposición” de los candidatos

“Conversar siempre será posible”, dijo esta jornada el ministro de Justicia Hernán Larraín, de cara a la incierta votación en el Senado para que la ministra de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, María Angélica Repetto, asuma en la Corte Suprema.

La apuesta del Ejecutivo está en la más completa incertidumbre, dadas las quejas de los senadores de oposición por el procedimiento empleado por el Ejecutivo y la falta de diálogo para la nominación.

El próximo miércoles debiera votarse el nombre de Repetto en el Senado, pero el Gobierno no tiene garantizados los apoyos, lo que podría repetir el escenario de rechazo que se dio con Dobra Lusic, cuyo nombre debió ser retirado antes de someterlo a votación.

“Le hemos pedido al Gobierno, particularmente al ministro Hernán Larraín, retomar el camino del diálogo porque no hay otra alternativa cuando se trata del nombramiento donde intervienen los tres poderes del Estado, por lo tanto, si el diálogo se retoma, de buena fe, con todos los actores, en los próximos días, creo que podríamos buscar fórmulas de destrabar esto”, advirtió el presidente del Senado, Jaime Quintana (PPD).

Desde la oposición exigen al Gobierno un gesto, y si bien el ministro Larraín insistió en su tesis de que “el cabildeo que se practicó en el pasado no se puede repetir”, esta jornada dio una señal de acercamiento para destrabar la nominación.

“No puedo creer que por un problema de procedimiento no lo podamos solucionar, tenemos que seguir conversando para encontrar las fórmulas que nos permitan resolver esa inquietud (…). Entiendo lo que algunos puedan haber pensado sobre esta materia, pero lo más importante es que espero que luego podamos avanzar para seguir trabajando juntos en esta materia que requiere, por cierto, el acuerdo de las instituciones para lograr el nombramiento de la Corte Suprema”, indicó.

Según informa La Tercera, la fórmula que impulsaría el Gobierno es que sea en la misma Comisión de Constitución del Senado sean sometidos a la consideración los nombres de la quina propuestos por la Corte Suprema, antes de que el Presidente haga su elección, y así se  genere el diálogo previo que exige la oposición.

Alerta por la “sobreexposición”

Al debate también entró la Corte Suprema. El presidente del máximo tribunal Haroldo Brito le puso paños fríos a las trabas que ha concitado el proceso, señalando que “se trata de una nominación que tiene un curso (…) y ya se alcanzará un acuerdo”. Sin embargo, el vocero de la Suprema  Lamberto Cisternas fue más allá y manifestó sus reparos al procedimiento empleado, señalando que se está llegando a una “sobreexposición” de los candidatos.

“Quien postula a este cargo, sabe que el aire sopla fuerte, pero hasta cierto límite. Más allá, es una sobre exposición que perjudica en lo personal y, eventualmente, puede perjudicar el sistema. Si (los candidatos) están sometidos a una sobre exposición injustificada, más de alguien puede decir ¡prefiero quedarme como ministro de la Corte de Apelaciones o como académico -si es postulante externo-, y no someterme a Esto que no está, para usar un poco una expresión militar, ni en edad ni en grado de estarlo soportando más allá de términos prudentes!”, indicó.

Asimismo, expresó que la voluntad de la Corte Suprema es que “los postulantes tengan la necesaria exposición para responder los requerimientos y preguntas de fondo de tipo jurídico relacionado con el derecho, en general, y con el aparato judicial”, pero “que no se vean sobre expuestos por cuestiones procedimentales que, en definitiva, lo perjudican o molestan más allá de lo estrictamente necesario”.

Ir a la fuente
Author: El Mostrador