El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha abandonado el hemiciclo del Parlament visiblemente enojado durante la intervención del diputado de JxCat Joan Canadell, que había arremetido este lunes contra ERC por su pacto con los comunes para salvar la tramitación del los presupuestos catalanes. Canadell, uno de los perfiles más controvertidos del grupo de JxCat, identificado con el sector más unilateralista y crítico con las izquierdas, ha cargado contra la «vía amplia» de ERC plasmada en un acuerdo con los comunes que considera «preludio de un tripartito» y ha advertido que no encontrarán a Junts «en un giro de 180 grados hacia el autonomismo».Aragonès no ha escondido su irritación y, tras intercambiar unas palabras con el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, sentado a su lado, ha abandonado el hemiciclo para dirigirse a su despacho en el Parlament. Una vez terminada la intervención de Canadell, Aragonès a vuelto a su escaño para seguir el discurso del diputado de ERC Lluís Salvadó.Así, y a pesar de la tensión vivida, el Parlament ha dado este lunes luz verde a la tramitación de los presupuestos de la Generalitat para 2022, con los votos a favor de ERC y JxCat y la abstención de En Comú Podem, que ha permitido tumbar las enmiendas a la totalidad presentadas por el resto de grupos de la oposición. Los 65 votos de ERC y JxCat, junto a las ocho abstenciones de los comunes, han bastado para rechazar las enmiendas a la totalidad a los presupuestos presentadas por el PSC, Vox, la CUP, Ciudadanos y el PPC, que han sumado un total de 62 votos.Al término de la votación, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se ha levantado de su escaño para saludar, satisfecho, al conseller de Economía, Jaume Giró, y a la líder de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach. La votación se ha producido tras un debate parlamentario de más de cinco horas, protagonizado por el conseller Jaume Giró con los portavoces parlamentarios, horas después de que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, anunciara su acuerdo con los comunes para salvar las cuentas a cambio de que ERC facilite a su vez la aprobación de los presupuestos del gobierno municipal de Ada Colau.Una vez rechazadas las enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos del Parlament, la presidenta de la cámara catalana, Laura Borràs, ha suspendido la sesión para hacer un receso de diez minutos, antes de retomar el pleno para debatir y votar la llamada ley de acompañamiento, que saldrá adelante presumiblemente también con el apoyo de ERC y JxCat y la abstención de los comunes. Superado este primer escollo parlamentario, los presupuestos inician ahora su tramitación, primero en comisión, antes de ser devueltos al pleno para su aprobación definitiva, prevista para el 23 de diciembre, si todo va según los planes del Govern.
Ir a la fuente
Author: todos@lainformacion.com (La Información)

Powered by WPeMatico