Análisis narcoavionetas: Paso libre, corrupción y falta de capacidad

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

En lo que va del año, el Ejército ha reportado la localización de 30 aeronaves, algunas quemadas. Además, ha puesto a disposición de la Policía Nacional Civil (PNC) a 12 personas que fueron encontradas en las escenas de los hallazgos y no en todos los casos ha encontrado el ilícito que se presume transportaban las aeronaves. Académicos consultados consideran que estos hallazgos responden al paso libre en el país, la corrupción y la falta de capacidad.

A criterio del investigador y profesor universitario David Martínez-Amador, los 30 casos reflejan la preocupación que los asesores en materia antinarcótica estadounidense han planteado, que Guatemala es un paso libre al narcotráfico y el detalle de este tema no es lo que se encuentra, sino todo lo que pasa libremente y no es cuantificado.

De acuerdo con Martínez-Amador, las críticas han sido constantes a la administración actual (de Jimmy Morales), por hacer poco para atender este tema.

“Simplemente los decomisos y aseguramientos son una forma muy tardía de mostrar que algo se está haciendo ahora al final del mandato. Hay que tener en cuenta que, al final del mandato hay deudas relacionadas a la colusión con el narcotráfico que esta administración tendrá que explicar a los Estados Unidos”, indica.

El académico considera que las 12 capturas o personas puestas a disposición de la PNC no reflejan nada, porque para descargar un avión se puede hacer con poca o mucha gente.

El entrevistado fue consultado sobre si considera que las autoridades locales podrían estar involucradas en este ilícito, a lo que responde:

“Los tentáculos del narcotráfico salpican a todos los niveles, desde los acuerdos para apagar radares, alterar reportes de vuelos, lograr que se construyan pistas clandestinas en propiedad privada, hasta lograr demorar los arrestos y decomisos. Es un problema mayor, y más grave, estructuralmente el poder del narcotráfico en países como Guatemala toca todas las instancias del poder”, refiere.

FOTO ARCHIVO. El Ejército ha reportado 6 jets entre los hallazgos.

PAÍS DE TRÁNSITO Y FALTA DE CAPACIDAD

Walter Menchú, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), explica que los mercados de consumo de cocaína están principalmente en Europa y Estados Unidos, y los productores están en Colombia, Perú y Bolivia, mientras que Guatemala “queda en el camino”.

El investigador del CIEN considera que 30 aeronaves son las que ha registrado el Ejército, sin embargo, el número podría ser mayor.

“El Ejército reporta que en el año se han incautado -30 aeronaves-, es una minúscula parte de trazas que ha detectado de objetos no autorizados para volar sobre territorio nacional, hay una seria deficiencia en cuanto al control de tráfico aéreo en el país”, indica.

De acuerdo con Menchú, algunas áreas de Petén son de acceso difícil y esto provoca dificultades para que el Ejército no pueda movilizarse para ejecutar capturas, aunado a esto existe poca presencia del Estado.

“La mayoría de avionetas han sido encontradas en la selva de Petén, un área de difícil acceso, obviamente no hay presencia del Estado en esos lugares tan alejados, muchas veces de la misma población. El Ejército podría identificar que una avioneta está volando y va a aterrizar en cierto sector pero no tiene la capacidad de respuesta, desde que un convoy pueda salir de San Benito, Petén; en Flores hacía Yaxhá o esos lugares lejísimos, ha de tardar unas cuantas horas y aunque se ponga en marcha un protocolo instantáneo, todo el tiempo que se tarda en llegar es suficiente para que –narcotraficantes– puedan descargar y se vayan”, indica.

Menchú dice: “En lugares como –Manchón– Guamuchal en Retalhuleu y Ocós en San Marcos, donde el narco ha cooptado a la población, entonces la población resguarda la descarga de esa mercancía, ha pasado recientemente en Retalhuleu de que no dejan entrar al grupo de soldados que va a inspeccionar la aeronave”.

A criterio de Menchú, el Ministerio de la Defensa carece de capacidad para enfrentar al narcotráfico; debe utilizar estrategias que pueda implementar en este momento, después pensar en otro tipo de iniciativas.

“Capacidad –no tiene– pero podría hacerse algo con lo que se tiene, han identificado las áreas que son recurrentes donde esas aeronaves aterrizan, se podría montar campamentos móviles por ejemplo, donde se tenga una comunicación directa con el mando del Ejército y que cuando se identifiquen estos vuelos no autorizados se ponga en marcha un operativo”.

El profesional cree que el narcotráfico se ha logrado infiltrar en instituciones del Estado, sin embargo, no cree que este problema sea parte de una política de nivel alto.

“El narcotráfico se ha logrado infiltrar en instituciones del Estado, quizás no haya una política directa del nivel alto, pero sí hay ciertos elementos que han estado involucrados. Nosotros en la propuesta que hicimos el mes pasado acerca de cómo diseñar una política del combate al narcotráfico, hay que seguir procesos de depuración de estas instituciones, porque se ha demostrado que tanto la policía como soldados, u oficiales de mandos medios podrían estar involucrados”, reitera.

FOTO ARCHIVO. Walter Menchú, del CIEN, explica que el Ejército podría instalar campamentos móviles en los lugares identificados como pistas de aterrizaje.

“Capacidad –no tiene– pero podría hacerse algo con lo que se tiene, han identificado las áreas que son recurrentes donde esas aeronaves aterrizan, se podría montar campamentos móviles por ejemplo, donde se tenga una comunicación directa con el mando del Ejército y que cuando se identifiquen estos vuelos no autorizados se ponga en marcha un operativo”.

Walter Menchú, CIEN

 

TREINTA AERONAVES

El pasado lunes nuevamente el Ejército detectó una aeronave sin plan de vuelo, la cual aterrizó en el Parque Nacional Laguna del Tigre en Petén; cuando los militares llegaron, el automotor ya estaba quemado.

En la escena, fueron encontrados dos caballos, que según Óscar Pérez, jefe de Prensa del Ministerio de la Defensa (Mindef), pudieron servir para transportar la droga.

Más tarde, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP), dieron a conocer que en esa escena, decomisaron 210 paquetes de cocaína, que fueron trasladados hacia la bodega de la Subdirección de Análisis e Información Antinarcótica (SGAIA) en la zona 6.

Al igual que en algunos de los casos reportados este año, no se reportaron capturas de implicados en narcotráfico.

Este caso es el más reciente y es parte de las 30 aeronaves encontradas por el Ejército hasta el pasado lunes.

De las 30 aeronaves encontradas, 6 son Jets, indica Pérez. Además, los lugares donde fueron ubicados los automotores son: Petén, Retalhuleu, Alta Verapaz, Escuintla, Suchitepéquez Chiquimula, San Marcos y Quiché.

Petén, es el departamento que hasta ahora reporta el mayor número de aeronaves encontradas, según los datos del Ejército.

Pérez agrega que en lo que va del año, 12 personas que estaban en las escenas de los hallazgos, fueron puestas a disposición de la PNC.

FOTO ARCHIVO. Las autoridades reportan un total de 30 aeronaves localizadas en diferentes departamentos.

MP: CASOS BAJO INVESTIGACIÓN

Por su parte, Julia Barrera, portavoz del Ministerio Público (MP) explica que todos los casos de las aeronaves localizadas, con o sin ilícito, están bajo la investigación de la Fiscalía contra Delitos de Narcoactividad.

The post Análisis narcoavionetas: Paso libre, corrupción y falta de capacidad appeared first on La Hora.

Ir a la fuente
Author: Diario La Hora