AMLO denuncia sabotaje contra Santa Lucía; destaca ahorros, aunque reconoce bajo crecimiento económico

amlo obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio este lunes un informe de 90 minutos en el Zócalo capitalino sobre los que considera son los principales logros de sus primeros siete meses de gobierno -a un año de su triunfo electoral-, aunque también reconoció pendientes en seguridad, salud y economía, y acusó que hay un “sabotaje legal” en contra del proyecto del aeropuerto en Santa Lucía.

“Se ha demorado el inicio de esta obra, ya tenemos todo el proyecto, se ha demorado el inicio porque nuestros adversarios quieren detenerla con una lluvia de amparos, y estamos siendo cuidadosos en el proceso de autorización del estudio de impacto ambiental, con el propósito de no darles ningún pretexto para que continúen esas campañas de sabotaje legal”, expresó el mandatario federal sobre el proyecto aeronáutico de Santa Lucía.

En cuanto a la cancelación del aeropuerto de Texcoco, impulsado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, mencionó que fue una decisión de la gente, al participar en una consulta. “Se canceló la construcción del aeropuerto de Texcoco por razones técnicas, económicas, ambientales y por  falta de transparencia”, aseguró. 

En cuanto a los pendientes, de entrada reconoció que el crecimiento económico del país ha sido bajo en lo que lleva de gobierno, aunque también destacó que “ahora es menos injusta la distribución del ingreso”, y hay más desarrollo y bienestar.

“Aunque poco, la economía está creciendo, no hay recesión”, es la frase que utilizó el presidente.

“Falta mejorar, ya hice el ofrecimiento, el sistema de salud. Debe crecer más la economía y todavía se mantienen los mismos niveles de violencia que heredamos del antiguo régimen”, dijo el mandatario federal.

“Estoy seguro de que pronto, muy pronto, obtendremos más y mejores resultados, en estas y otras necesidades y preocupaciones”, agregó.

Durante su discurso, López Obrador destacó diferentes medidas para lograr ahorros. Para empezar, mencionó que en su gobierno “ya no se tolera ni se permite la corrupción desde la presidencia de la República”, además de que “están prohibidos el nepotismo, el amiguismo, el influyentismo, y cualquier otra práctica del antiguo régimen”.

Según dijo, se redujo en 94% el robo de combustible, y con eso se lograrán ahorros de 50 mil millones de pesos. También resaltó que ya no se perdona el pago de impuestos a “potentados e influyentes”; que se suprimió la pensión de 5 millones de pesos mensuales a los expresidentes; que ya no hay atención médica especial para gente en el gobierno; que bajaron los sueldos de los altos funcionarios, y que se reducirá en 50% el gasto en publicidad oficial, logrando un ahorro de 4 mil millones de pesos.

Con la compra consolidada de medicamentos para el segundo semestre, aseguró, se logró un ahorro de 2 mil 700 millones de pesos, y en general, en los procesos de compra de su gobierno se alcanzaron ahorros por 113 mil millones de pesos.

Otros puntos de ahorro que refirió es que se eliminaron los cargos de asesores, que ya no se han comprado vehículos nuevos para altos funcionarios, y que ya “no existe el consejo de promoción turística que manejaba sin honestidad ni transparencia, los impuestos cobrados a extranjeros”, además de que desaparecieron 51 oficinas de ProMéxico en otros países, con lo que se tendrán ahorros de al menos 8 mil millones de pesos, destinados al proyecto del Tren Maya.

López Obrador dio la cifra de los programas de apoyo de la Secretaría de Bienestar ya están llegando a 3 de cada 10 hogares en México. En el caso de comunidades indígenas, según dijo, 8 de cada 10 ya están recibiendo los beneficios.

De acuerdo con el presidente, 7 millones 500 mil adultos mayores, 88% del total, reciben ya su pensión de 2,550 pesos bimestrales. Además, 610 mil personas con discapacidad, en especial niños y niñas, reciben también una pensión de 2,550 pesos, y pronto se ampliará este apoyo, a un millón de beneficiados.

En cuanto al cambio en la forma de operación del programa de estancias infantiles, que ha sido criticado por la oposición y que la propia CNDH acusó de violar derechos, López Obrador dijo que “197 mil, casi 200 mil niñas y niños, que estaban en las estancias infantiles, reciben su beca de manera directa, sin intermediarios”.

En cuanto a estudiantes beneficiados con becas, dijo que serán este año 10 millones, lo que significará una inversión de 60 mil millones de pesos,” algo nunca visto en la historia de México”.

En el tema de Conacyt, mencionó que “hay nerviosismo” de ciertos sectores, porque su gobierno busca reformar su funcionamiento, para aumentar su trabajo de investigación, enfocado en las necesidades mas apremiantes del pueblo.<

Se han entregado 9 mil becas más a estudiantes de posgrado, aseguró al presidente, negando las críticas de que su gobierno ha reducido el apoyo a la investigación científica.

En el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, informó, ya son aprendices más de 600 mil jóvenes, “que antes eran discriminados y tratados como ninis”, y en 3 meses la meta es llegar a 1 millón de jóvenes.

En el tema de seguridad y violencia, aseguró que su gobierno está “dedicando tiempo y recursos a la búsqueda de desaparecidos”, y que la Guardia Nacional buscará mejorar la situación del país, en cuanto a sus altos niveles de crimen y asesinatos.

“No se tolera la tortura, ni ninguna otra violación a los derechos humanos… Ni el Ejército ni la Marina se han utilizado ni se utilizarán para reprimir al pueblo,  se terminó la guerra de exterminio” contra el crimen organizado, refirió.

“Ya no se permiten racias ni masacres ni la desaparición de personas. El Estado mexicano ha dejado de ser el principal violador de los derechos”. 

En el tema de la relación con Estados Unidos, señaló que con el gobierno de Donald Trump se evitó una confrontación que no era conveniente para el país, y se superó una crisis económica que hubiera provocado la imposición de aranceles, con un acuerdo migratorio que obliga a ser “más estrictos” con la aplicación de las leyes migratorias en el país, “sin violar derechos humanos”, y rescatando a nuestro favor el reconocimiento de que se atenderá este asunto sin usar la fuerza, medidas coercitivas, sino creando trabajos en Centroamérica.

En la parte final de su discurso, López Obrador que tiene la expectativa de que a fin de año se puede “arrancar de raíz al régimen corrupto”, colocando las bases para la transformación política.

“Confieso que mi activismo, mi loca pasión, tiene un fundamento racional, aunque no lo piensen así mis adversarios, considero que entre más rápido consumamos la transformación, más tiempo tendremos para consolidarla y convertirla en hábito democrático, en forma de vida y en  forma de gobierno”, mencionó el presidente.

“Este proceso no tiene retorno, ni un paso atrás, nada de titubeos o medias tintas, una cosa es actuar con prudencia, evitar la confrontación y garantizar las libertades que son sagradas, y otra cosa muy distinta es la indefinición, nosotros somos auténticos pacifistas y transformadores al mismo tiempo”, agregó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo.
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ir a la fuente
Author: Redacción Animal Político