La Policía Nacional detiene a un individuo por amenazar con un cuchillo a dos personas, durante la celebración de una COMUNIÓN

Al detenido, se le incautó una navaja de 16 cm de hoja, la cual utilizó para  amenazar poco antes a dos de los asistentes al acto familiar.

La Policía Nacional ha detenido este sábado a un varón, E.S.M., de 46 años, como presunto autor de dos delitos de amenazas utilizando un arma blanca en una comunión, celebrada el mismo sábado en el centro de Santander.

 Inicio de la intervención: llamada de un testigo al CIMACC-091

En la mañana del sábado 15 de mayo, el  CIMMAC-091(Centro Inteligente de Mando de Comunicación y Control) de la Policía Nacional, recibe una llamada de un ciudadano, comunicando que se está produciendo una reyerta entre varias personas durante la celebración de una comunión, utilizándose un arma blanca. 

Rápidamente se da cuenta de lo sucedido a los indicativos en servicio, presentándose de forma inmediata en el lugar de los hechos policías pertenecientes al Grupo de Atención al Ciudadano (G.A.C.), los cuales se   entrevistan con un hombre y una mujer, participantes en la celebración, ambos víctimas de las amenazas.

Las víctimas les manifiestan que habían mantenido una discusión con uno de los asistentes a la ceremonia, motivada por un desacuerdo en el reparto de los invitados que debían de acceder al interior de la iglesia donde tendría lugar la  celebración religiosa, ya que  por  las restricciones de aforo el número de asistentes estaba limitado.

En un momento dado, la persona con la que discutían, sacó una navaja y les lanzó varias puñaladas con ella, ocasionándoles, a la mujer un rasguño en un dedo de una mano, y al varón una erosión en la piel a la altura de la ingle. Este último presentaba una rotura en la pernera de su pantalón y en su ropa interior. Posteriormente el agresor huyó del lugar.

Intervención Policial: localización, detención e intervención del arma

Mientras que las víctimas aportan a los agentes las características físicas del autor y su dirección de huida, observan a lo lejos a su agresor, indicándoselo a los agentes. Los policías  inician su persecución y consiguen darle alcance  instantes después.

Tras el correspondiente cacheo de seguridad, los agentes intervienen del bolsillo derecho de su chaqueta, una navaja de siete muelles de unos 16 cm de hoja, con mango de color plata y cachas de madera.

Ante las evidencias, los agentes proceden a la detención del individuo, quien resultó ser E.S.M., como presunto autor de dos delitos de amenazas,  trasladándole hasta dependencias policiales.

 El detenido, con antecedentes, fue puesto a disposición judicial.