Cs saca adelante por unanimidad el estudio de las opciones que ofrece Alto Campoo fuera de la temporada de nieve

  • El diputado Diego Marañón demanda una planificación de actividades de turismo y aventura para rentabilizar las instalaciones durante todo el año

Ciudadanos (Cs) Cantabria ha logrado el respaldo de todos los grupos en el Parlamento para desarrollar un estudio de las opciones que ofrece la estación de esquí de Alto Campoo y su entorno para realizar actividades de turismo activo y de aventura fuera de la temporada de nieve. El diputado de la formación naranja, Diego Marañón, ha señalado esta mañana, en la Comisión de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio,  la necesidad de planificar actuaciones el resto del año “para garantizar la rentabilidad” de las instalaciones, cuyo uso “no es muy extenso por las condiciones climáticas” de Cantabria.

Marañón ha recordado que Cs lleva desde septiembre de 2017 demandando una actuación en la zona, similar a la que ya se llevan a cabo en otras estaciones de esquí como Sierra Nevada, que abre sus remontes para la práctica de todo tipo de deportes de montaña o la estación de Manzaneda en Orense, que fuera de la temporada de invierno se convierte en un centro de referencia para las excursiones en bicicleta de montaña.

Estamos convencidos de que en la estación de Alto Campoo, si hay voluntad, se puede empezar a dinamizar sin grandes dispendios económicos”, ha aseverado Marañón, que afirma que “aprovechando lo que hay, mejorando la señalización, promoviendo rutas…es posible adaptar las instalaciones de Alto Campoo sin necesidad de realizar una megainversión que tengamos que estar pagando 20 años”.

El diputado ha urgido al Gobierno a ponerse “manos en el asunto” y preparar un plan “realista” para evitar que se repitan situaciones como la de la legislatura anterior, cuando el entonces consejero de Turismo, Francisco Martín, anunció  la tirolina más larga de España y un plan completo de actividades de ocio y aventura, “aderezado” con un plan de gestión de la biodiversidad “que cuatro años después se ha quedado en nada”.