Blanco pedirá al Ministerio alternativas a los espigones que garanticen el mantenimiento de las playas de Santander

El consejero y la alcaldesa se han comprometido a estudiar la creación de un punto limpio en la ciudad y la cofinanciación de un plan de estudio de áreas degradadas

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, solicitará a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante la reunión que ambos mantendrán el próximo 2 de octubre, que el Estado busque alternativas técnicas a los espigones de las playas de La Magdalena con el fin de garantizar el mantenimiento de los servicios de estos arenales.

“Intentaremos hacer ver al Ministerio que Santander no quiere que los espigones estén en sus playas. Apoyamos su retirada, pero no queremos quedarnos sin arenales”, ha afirmado Blanco, tras reunirse con la alcaldesa de Santander, Gema Igual, para analizar las principales necesidades del municipio en materia de medio ambiente y biodiversidad.

El consejero ha insistido en que el Ministerio, con competencias en la materia, se haga cargo de los rellenos de las playas santanderinas, “cuando sea necesario”, como hace con el resto de arenales que existen en España, “garantizando que estén siempre en condiciones óptimas para el uso y disfrute de los ciudadanos”.

También ha expresado su compromiso de apoyo al Ayuntamiento para ir de la mano a la hora de reivindicar al Ministerio las soluciones técnicas más adecuadas que garanticen el mantenimiento de las playas de Santander y del resto de municipios costeros de la región.

En la reunión, la primera que mantienen en esta legislatura, Blanco e Igual también han analizado la posibilidad de crear un nuevo punto limpio en Santander ante los problemas de saturación y ruidos para los vecinos que genera el que está ubicado en Cueto, el único que actualmente existe en la capital.

En este sentido, la regidora ha ofrecido a la Consejería, competente en la materia, unos terrenos en la zona de Rostrío para ubicar un nuevo punto limpio que ponga fin a los problemas del actual, en Cueto, así como contribuir a la eliminación de los vertederos incontrolados que existen en la región.

Ante tal petición, el consejero se comprometido a estudiar la propuesta y ha avanzado la intención de su departamento de optar entre crear un segundo punto limpio o sustituir el actual por otro ubicado en otro lugar. “Santander genera el 11% de los residuos que producen en Cantabria y tenemos que ir de la mano para mejorar el servicio de recogida en beneficio de sus ciudadanos”, ha indicado Blanco.

En materia medioambiental, el consejero ha expresado a la alcaldesa que su departamento ya está trabajando en el plan de implantación del quinto contenedor de material orgánico en Santander para que entre en funcionamiento antes de que finalice este año, tal y como exige la normativa europea.

La alcaldesa ha aprovechado el encuentro para solicitar al consejero la ayuda económica necesaria para poner en marcha un plan de estudios de áreas degradadas con el fin de llevar a cabo un plan de actuación en el futuro.

En este sentido, el consejero se ha comprometido a cofinanciar ese plan, de la misma manera que va a trasladar al Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) que informe de manera periódica al Ayuntamiento de los análisis que generan las mediciones de los dos centros de control de calidad del aire que tiene en Santander: el de la Plaza de las Estaciones y el de Túnel de Tetuán.

Blanco e Igual han destacado la importancia de poner en marcha medidas transversales de lucha contra las especies invasoras, como los plumeros o la avispa asiática, que implique a todas las consejerías del Gobierno de Cantabria y cuente con la colaboración de los diferentes ayuntamientos de la región.

Finalmente, han abogado por mantener vías de diálogo y colaboración a lo largo de la presente legislatura para poner en marcha medidas y actuaciones que contribuyan a mejorar la situación del medio ambiente en Cantabria.

En la reunión también han estado presentes el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santander, Margarita Rojo.