El estrés térmico provocaría una pérdida de productividad equivalente a 80 millones de empleos para 2030, apunta un informe de la OIT.
Ir a la fuente
Author: