El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha admitido a trámite la querella por acoso presentada por la parlamentaria de Podemos Verónica Ordóñez, actual parlamentaria no adscrita, contra el que hasta hace unos días era su compañero en el ya extinto grupo parlamentario Podemos José Ramón Blanco, tránsfuga al que la querella ya le ha sido notificada. En declaraciones a Europa Press, Blanco, que ahora forma parte del grupo mixto tras la disolución del grupo Podemos, ha explicado que ayer miércoles por la mañana se le notificó la querella. Aunque el parlamentario reconoce que una querella es «algo muy serio» y que ha puesto el asunto en manos de sus abogados, ha asegurado que «se alegra» de que el tema esté «por fin» en manos de la Justicia para que los jueces aclaren lo que él tilda de «montaje».

La noticia de que Ordóñez, junto a otras dos compañeras del partido (la secretaria general de Podemos Santander, Lydia Alegría, y la que era responsable de prensa del partido en Cantabria), habían denunciado a Blanco por acoso ante los órganos internos del partido se hizo pública el pasado 7 de octubre. Tras ello, Blanco reconoció haber protagonizado discusiones, pidió disculpas y aseguró que dejaría su acta de parlamentario autonómico, algo que finalmente no hizo, sino que cogió la baja y no regresó al Parlamento hasta mediados de diciembre.

El día del regreso de Blanco al Pleno del Parlamento, Ordóñez se negó a sentarse con el parlamentario. Tras ello, Blanco, al que el partido ha suspendido de militancia temporalmente, y el otro parlamentario del grupo morado, Alberto Bolado, ambos enfrentados a Ordóñez, acordaron arrebatar a esta la Portavocía del grupo. Tras ello, Ordóñez solicitó abandonar el grupo, convirtiéndose en no adscrita, lo que ha provocado la disolución del grupo Podemos, al no tener el número suficiente de parlamentarios para sobrevivir. Así, los tránsfugas Blanco y Bolado, que ya no representan al partido, han pasado al grupo mixto.

Ir a la fuente
Author: eldiariocantabria