«Acabaremos con la Fundación Comillas» y “Propondremos una ‘ley antidedazos’ para que las empresas públicas sean gestionadas por profesionales y no por afines a partidos políticos” afirmó Alvarez

El candidato de Cs a la Presidencia de Cantabria avanza que la formación liberal va a procurar “eficacia y eficiencia” a la gestión pública

“Propondremos una ‘ley antidedazos’ para que las empresas públicas sean gestionadas por profesionales y no por afines a partidos políticos”. Es lo que ha avanzado hoy el candidato de Cs a la Presidencia de Cantabria, Félix Álvarez, quien ha abogado porque el sector empresarial y fundacional de la comunidad autónoma “sean gestionadas por profesionales competentes y no por los partidos políticos que gobiernen en ese momento”.

“Debemos procurar eficacia y eficiencia”, ha dicho Álvarez, que ha abogado por “racionalizar el gasto” y “reducir el entramado público empresarial” que “depende” del Ejecutivo, no en cuanto a los funcionarios, “imprescindibles” para garantizar el estado de bienestar, sino a la hora de “eliminar chiringuitos de amiguetes y enchufados”. “Realizaremos una auditoría exhaustiva”, ha señalado Álvarez, para hacer “más efectiva, eficiente y barata” la gestión de estos organismos.

En su opinión, frente a la situación actual de Cantabria “podemos hacer como que no pasa nada o mirar para otro lado”, pero los datos “no son discutibles”. En este sentido, ha subrayado que en los últimos cuatro años la deuda pública ha aumentado en 746 millones de euros, pasando de 2.428 millones en 2014 a 3.171 en 2018, algo “insostenible” para una región como Cantabria. Asimismo, el candidato de Cs a la Presidencia se ha referido a la “inasumible precariedad” del mercado de trabajo, con uno de los sueldos brutos “más bajos de España”, además de que la autonomía haya padecido en el primer trimestre del año “por primera vez después de 5 años”, la pérdida de 261 autónomos.

“Hace falta dar un giro de 180º”, ha manifestado Félix Álvarez, que ha apostado por “favorecer a los autónomos”, ya que “son ellos, y no los políticos, quienes crean uno de cada cuatro empleos en Cantabria”. En esta línea, ha criticado que el Gobierno de Cantabria “haya llegado a tardar hasta 92 días en pagar a los proveedores”, lo que “cercena la posibilidad de desarrollar sus negocios”. Una situación acerca de la que el candidato de Cs a la Presidencia ha llamado la atención, puesto que el hecho de que la comunidad lidere la caída en creación de empresas durante el mes de abril “es algo que nos perturba”.

Por su parte, Marta García, número dos en la lista autonómica y empresaria ganadera, ha exigido “respeto” e “igualdad de derechos” para el medio rural de Cantabria, que -a pesar de que abarca el 80 por ciento del territorio- solo es habitado por el 20 por ciento de la población. “Todo el territorio es importante, no solo los núcleos urbanos”, ha afirmado García, que se ha referido a una de las medidas “más ambiciosas y valientes” que se han adoptado en este país en relación al mundo rural, como es la propuesta de Cs para rebajar, en un 60 por ciento, el IRPF en estas áreas.

Según sus palabras, es necesario “garantizar” aspectos como la sanidad, la educación y la dependencia en estos entornos, donde “no podemos competir” debido a que “aspectos tan básicos” como la cobertura móvil “no existen”. “Desde Cs vamos a poner en valor la ganadería, la agricultura, la caza y la pesca”, ha sostenido la empresaria, que ha incidido en que la agroalimentación representa el 12 por ciento del PIB y el 7 por ciento del empleo nacional.