Pese a que autoridades presumen reducción en delitos de alto impacto, ranchos de Tamaulipas cerrados por inseguridad permanecen abandonados.
Ir a la fuente
Author: