El hospital de Mutua Montañesa, que dirige el médico Javier Pérez de la Torre, cumple 50 años

 La entidad sanitaria cántabra es un referente nacional en Traumatología y Rehabilitación  

El Hospital de Mutua Montañesa celebra la próxima semana su 50 aniversario con un programa que contempla, entre otras acciones, una recepción a autoridades e invitados en su sede de la avenida del Faro de Santander y un concurso de fotografía.

La mutua cántabra colaboradora con la Seguridad Social presta servicio a cerca de 200.000 trabajadores, tiene 20 delegaciones en España y un hospital referente en Traumatología y Rehabilitación.

Su director, que es también el jefe de Rehabilitación del centro hospitalario y director médico nacional de Mutua Montañesa, es el médico Javier Pérez de la Torre. En esta entrevista explica los hitos más importantes de medio siglo de vida del hospital santanderino que le han convertido en líder en especialidades como cirugía artroscópica, plástica y microcirugía, rehabilitación, traumatología o implantes de tejidos osteotendinosos.

-A lo largo de la historia del hospital ha habido muchos hitos importantes pero ¿cuáles son los últimos?

Hemos empezado con la terapia biológica, que tiene unos buenísimos resultados con respecto al factor de crecimiento. También tenemos una línea de investigación con células madres con el objetivo de reparar lesiones traumatológicas y estamos implantando la cirugía robótica para prótesis de rodilla.

-Y si hablamos de evolución en tratamientos y cirugías, los cambios han sido espectaculares…..

La evolución en las especialidades del hospital ha sido enorme, pero yo destacaría que somos pioneros en cirugía artroscópica y cirugía de la mano, con un equipo que hemos potenciado muchísimo que lidera Francisco Herreros, que es el jefe del Servicio. Aunque es solo un ejemplo de lo que ejecuta un equipo de 110 profesionales que trabajamos en el hospital. Y teniendo en cuenta que en toda Mutua Montañesa trabajan 325 personas, vemos la importancia que hemos dado al centro y los medios que invertimos en él porque es el buque insignia de Mutua. Y estas inversiones las hacemos en personas y en medios tecnológicos.

-¿También ha cambiado el perfil de vuestros pacientes?

En la actualidad, nuestros pacientes viven en toda España porque el hospital de Mutua es centro de referencia. Y su actividad ha crecido mucho, por poner un ejemplo: en el 2021 hemos visto a 12.000 pacientes, hemos atendido 7.000 urgencias y 45.000 consultas, y hemos realizado 1.115 intervenciones, 5.500 resonancias magnéticas, 55.000 sesiones de rehabilitación y 9.000 estudios radiográficos. Estas cifras se han ido incrementado con el paso de los años porque Mutua Montañesa también da servicio al resto de Mutuas.

Y nuestro foco está en la optimización de los recursos que tenemos, humanos y materiales, siempre al servicio de los pacientes.

-La pandemia afectó mucho a la actividad de los hospitales y a las contingencias ¿cuál es la realidad a día de hoy?

Nosotros no hemos parado en ningún momento y hemos colaborado con el SCS en la vacunación y con las listas de espera de cirugía y de resonancias. Tenemos una relación excelente con el Gobierno de Cantabria y estamos para preparados para aportar todo lo que podamos cuando se necesite.

-¿Cuáles son los objetivos del hospital a corto y medio plazo después de 50 años de historia?

Acabamos de invertir en un nuevo escáner de última generación, tenemos una resonancia de 1,5 teslas, radiología digital y cuatro ecógrafos, un equipamiento puntero que dirige el doctor Luis Cerezal, que es nuestro experto en Radiología.

Hemos avanzado muchísimo y contamos con lo último, pero queremos continuar aumentando nuestra capacidad asistencial, dar mejor servicio al resto de mutuas y al Servicio Cántabro de Salud, e ir mejorando cada día con más inversiones. Ahora vamos a hacer una inversión en el Servicio de Rehabilitación de 1.300.000 euros para tener los medios más punteros tecnológicamente. Además, seguimos invirtiendo en biomecánica, en rehabilitación virtual y en todo tipo de herramientas para ofrecer el mejor servicio a los pacientes.

-¿También se nota en vuestras especialidades la falta de médicos?

Este problema existe a nivel nacional, pero en la Mutua les cuidamos, tratamos de retener talento del Hospital Valdecilla, hay residentes que piden rotar con nosotros para completar su formación y eso es muy bueno. Luego intentamos quedarnos con los mejores.

-Y con respecto a las agresiones a profesionales….

En un hospital como este en un asunto peligroso, tenemos un botón de alerta conectado a la central de seguridad en todo momento, pero hay que decir que hemos tenido muy pocas agresiones, la última fue una verbal hace tres años.

Sin embargo, sí que atendemos a muchos médicos agredidos por pacientes y vemos que los que salen a la luz son la punta del iceberg de un problema que las Administraciones tiene que solucionar cuanto antes

-Para terminar, en tantos años habrá algún hito que haya marcado la excelencia del hospital…..

Hay muchos. Por ejemplo, hemos hecho implantes de cuatros dedos con los que pacientes han recuperado la mano; o tratamientos a politraumatizados y parapléjicos que han recuperado parcialmente la movilidad, precisamente uno de ellos es médico, ya anda y se acaba de incorporar a su trabajo. Estos resultados son una gran satisfacción. Y en estos casos graves, la cirugía y la rehabilitación van de la mano, y en un centro como este se pueden llegar a hacer milagros, la rehabilitación requiere mucho trabajo y constancia por parte del paciente, y también grandes profesionales y medios para lograr buenos resultados, pero los milagros que pueden conseguirse compensan todo el esfuerzo,