El consejero de Sanidad señala la necesidad de fortalecer los instrumentos de cooperación en el SNS como una de las lecciones que deja la pandemia del coronavirus

Miguel Rodríguez ha participado en la UIMP en la inauguración del XIII ‘Encuentro interautonómico sobre protección jurídica del paciente’, que ha contado con la intervención del ministro de Sanidad por videoconferencia

La necesidad de fortalecer los instrumentos de cooperación del Sistema Nacional de Salud, articulando el Consejo Interterritorial como punto de encuentro, es una de las lecciones que ha dejado la pandemia del coronavirus. Así lo ha destacado esta mañana el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, durante la inauguración del XIII ‘Encuentro interautonómico sobre protección jurídica del paciente: retos bioéticos y jurídicos de la COVID-19’, que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

También se ha referido al fortalecimiento de los principios de interdisciplinariedad y coordinación para abordar la actual situación de crisis sanitaria.

Sobre el principio de interdisciplinariedad, el titular de Sanidad ha explicado que la pandemia ha demostrado la necesidad de que el conocimiento no se sectorialice, asegurando que actualmente no es posible adoptar decisiones sin tener en cuenta simultáneamente factores epidemiológicos, clínicos, presupuestarios y jurídicos.

En relación con la coordinación, ha subrayado la importancia del actual esquema de cogobernanza entre la Administración General del Estado, a través del Ministerio de Sanidad, y las comunidades autónomas. Además, ha asegurado que “la coordinación ya no es sólo una obligación legal, sino también un imperativo ético”.

En materia de coordinación interinstitucional, Rodríguez ha puesto en valor el desarrollo en Cantabria de un protocolo de trabajo conjunto en materia de confinamientos que desde el pasado 6 de abril permite coordinar la actuación de los servicios jurídicos de la Consejería de Sanidad con el Decanato de la Judicatura de Santander, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, la Secretaría de Gobierno de dicho Tribunal, la Delegación del Gobierno, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.

Esta actuación coordinada ha permitido adoptar 39 resoluciones de confinamiento obligatorio que han afectado a 209 personas. Todas las resoluciones, ha precisado el consejero de Sanidad, han sido ratificadas por los distintos órganos judiciales que han intervenido en los procedimientos.

En su intervención, Rodríguez también ha comentado el carácter dinámico del marco normativo relacionado con la pandemia del coronavirus, que se mantiene en constante adaptación a la situación de los indicadores epidemiológicos y sanitarios de cada comunidad autónoma.

En este sentido, ha recordado las resoluciones acordadas por su departamento desde el pasado 18 de junio, entre las que ha incluido el amplio catálogo de medidas de mitigación de actividades generadoras de riesgo; la modificación para ampliar los supuestos de obligatoriedad del uso de mascarilla; la segunda modificación para introducir un registro de personas que acceden a establecimientos con especiales condiciones de riesgo de transmisión y para adoptar medidas de limitación de horario en la actividad de establecimientos de hostelería y restauración; y la tercera y última modificación hasta la fecha para implementar medidas adicionales derivadas de la Orden del Ministerio de Sanidad del 14 de agosto.

Todas estas resoluciones, ha señalado, “se han aprobado desde una filosofía de prudencia y con una vocación de actualización en función de la evolución de la situación epidemiológica y sanitaria”.

Además de destacar el alto nivel de debate y reflexión del programa de este XIII Encuentro, Miguel Rodríguez ha avanzado que durante las sesiones la Consejería de Sanidad hará entrega de “un merecido galardón” al doctor Luis Rojas Marcos, que mañana recibirá el premio a la trayectoria investigadora internacional en el ámbito del derecho a la salud.

Junto al consejero de Sanidad, en el acto de inauguración de este XIII Encuentro han asistido el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que intervenido por videoconferencia; la rectora de la UIMP, María Luz Morán; y los directores del encuentro, Joaquín Cayón y Jorge Tomillo.

Retos

Salvador Illa ha compartido la necesidad de fortalecer el SNS durante la etapa post-COVID y los próximos años, situando como retos la necesidad de incrementar los recursos en investigación; potenciar un cambio de visión en salud con una mayor prevención y promoción de hábitos saludables, en el que la Atención Primaria juegue un papel fundamental; y crear un centro estatal de salud pública con capacidad para identificar y actuar ante posibles riesgos de enfermedad.

En relación con la pandemia del coronavirus, ha señalado que ha sido la mayor crisis sanitaria “a la que nos hemos enfrentado” y que ha supuesto un enorme desafío para el sistema de salud.

Tras recorrer las principales medidas adoptadas durante la declaración del estado de alarma y en la vuelta a la normalidad, el ministro de Sanidad ha destacado entre las enseñanzas de la pandemia la lección de humildad para hacer frente a un virus nuevo del que no se sabe todo y la disposición de instrumentos constitucionales para abordar situaciones excepcionales.

En su intervención, Illa ha he hecho extensible el análisis de la situación sanitaria a otros debates, fundamentalmente relacionados con el impacto económico de las medidas adoptadas y a la equidad e igualdad en la protección de la salud de los ciudadanos.

Programa científico

Dirigido a académicos de disciplinas jurídicas y sanitarias, gestores del sistema sanitario, profesionales de la salud y del Derecho, y titulados y estudiantes universitarios, las sesiones de este encuentro analizarán cuestiones relacionadas con el Estado de Derecho en un escenario post-COVID’, el estado de alarma y derechos fundamentales, y la COVID-19 y fake news.

Durante la jornada del jueves se presentará la radiografía jurídica del confinamiento, el triaje de pacientes COVID-19 y las perspectivas bioéticas, la inteligencia artificial aplicada al COVID-19, y las respuestas legales al COVID.

La última jornada se centrará el viernes en las pandemias y derechos fundamentales en la ficción cinematográfica y televisiva, y el impacto biojurídico por coronavirus tanto en el diagnóstico como en el pronóstico.