Benito Diaz, Chema Puente y Nando Agüeros triunfaron en los encuentros. Benito Díaz, el primer cantante de tonada cántabra que participó en concurso de tonada asturiana del Teatro Campoamor de Oviedo, también abrió estos encuentros, en Ribadesella hace 10 años,

En el desfile de hermanamiento participaron 30 agrupaciones de otros tantos municipios de Asturias y Cantabria como Marina de Cudeyo, Avilés, Torrelavega, Llanera, Santander, Ribadesella, etc con mas de 700 componentes que iniciaron el brillante desfile, coordinado y presentado por Antonio Mora.

Los grupos que no participaban en la vespertina Muestra de Folclore, bailaron ante la tribuna principal en la que, junto al presidente de Cantabria, han estado presentes también los consejeros de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón; Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes; y Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota; la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga; el director general de Política Lingüística del Principado de Asturias, Fernando Padilla; así como el alcalde de Marina de Cudeyo, Severiano Ballesteros, municipio organizador del evento, y miembros de la Corporación Municipal, además de alcaldes de varios municipios de Cantabria y Asturias, entre otras autoridades.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha hecho un llamamiento para que todas las instituciones se impliquen “para fomentar la cultura con mayúsculas que une a los pueblos de Cantabria y Asturias” porque no hay ningún lugar en España donde exista una afinidad como la que tienen asturianos y cántabros.

De hecho, Revilla, que hoy ha asistido al acto central de los X Encuentros Astur-Cántabros, que se celebran en el Parque Empresarial Marina-Medio Cudeyo, ha hecho alusión a la “gran representación” institucional de Cantabria en los Encuentros, al tiempo que ha lamentado que ni el presidente del Principado de Asturias ni ninguno de sus consejeros hayan acudido a la cita.

“Yo siempre me he considerado tan cántabro como asturiano –ha dicho el presidente- porque somos una identidad de libro, la misma tribu desde la época de los romanos”. Por eso, ha agregado, “debemos cuidar y utilizar esa identidad como ejemplo de amor a la tierra de uno y a la tierra común a la que pertenecemos, que se llama España”.

Esa identidad astur-cántabra y española es algo que caracteriza a ambos pueblos y de la que, en palabras del presidente, “podemos presumir sin considerarnos ni más ni menos que nadie”. “Nadie nos puede imponer derechos históricos porque nadie los tiene más que nosotros, pero nos sentimos orgullosos de pertenecer a España”, ha añadido.

“No podemos perder la cultura, las tradiciones, el folklore, la identidad que conforman la manera de ser de un pueblo y que nos deben hacer sentir orgullosos” como pasó en otras épocas que Cantabria perdió hasta el nombre y no lo recuperó hasta 1976, cuando volvió a ser una Comunidad Autónoma con todos los derechos como cualquier parte del territorio. Pero, aquí estamos ahora, en una Cantabria abierta al mundo, a todos los españoles y especialmente a los asturianos”, ha remarcado Revilla en su intervención.

Tras los discursos institucionales se ha reconocido al piloto cántabro Chus Puras como personaje ilustre y la Coral Salvé de Laredo ha interpretado los himnos asturiano y cántabro.

Esta fiesta  se celebra de forma alterna en municipios cántabros y asturianos con el objetivo de poner en valor la cultura, el deporte, la gastronomía, la historia o la música que une a las dos comunidades.

A lo largo del fin de semana, estos Encuentros comprenden un amplio programa de actividades. En el día de hoy, tras la comida popular, ha tenido lugar un festival de música y folclore en el que han intervenido las agrupaciones asturianas Sabugo Tente Firme y el Grupo Xareu Dochobre.

Respecto de los grupos cántabros, han actuado el Coro Ronda Trasmiera, Tente Nublo, el grupo de coros y danzas de Santander, Virgen de las Nieves de Tanos, la Agrupación Folclórica Valle de Camargo, Benito Diaz, el Rabelista Chema Puente y Nando Agüeros.

El programa ha continuado con demostraciones gastronómicas y el Festival Intercéltico, que ha incluido las actuaciones del grupo cántabro Megrada Tradicional; del portugués Malandum Malandaina (Portugal) y de los asturianos Corquieu.

El programa continúa mañana con el Día de la Familia, en la que habrá exhibición de deporte rural, actividades lúdicas, sesión de aperitivo, talleres infantiles y un festival mini de folclore en el que actuarán Caravín Caraván y Almozandia Teatro.

Con motivo de estos Encuentros, en la tarde del pasado jueves se inauguró el mapa de los pueblos de Asturias y Cantabria, ubicado en el Parque San Isidro de Rubayo con el objetivo de rendir homenaje a la unión de ambos territorios.

Estos Encuentros nacieron en Ribadesella, a raíz de que el presidente de la Sociedad Etnográfica y cronista del concejo, Lorenzo Cordero, visionara una película de 1959 sobre el poniente cántabro y el levante astur, lo que le recordó a la comarca histórica de la Asturias de Santillana.

Las nueve ediciones de los Encuentros Astur-Cántabros se han venido desarrollando durante estos últimos años, a modo de hermanamiento, en las localidades asturianas de Ribadesella, Colombres (Ribadedeva), San Juan de Beleño (Ponga), Panes (Peñamellera Baja) y Cangas de Onís y en los municipios cántabros de San Vicente de la Barquera, Cabezón de la Sal, Reocín y Valderredible.