24 Abril, 2017

Buenas nuevas para lobos y ganaderos

Tras un intenso trabajo para conciliar los intereses y derechos de los ganaderos y la conservación del lobo en nuestras montañas. La Consejería elevará el anteproyecto de ley al Consejo de Gobierno como paso previo a la aprobación del Plan de Gestión del Lobo

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación presentará al Consejo de Gobierno, en las próximas semanas, el anteproyecto de ley de modificación de la Ley de Caza de Cantabria como paso previo para poder elaborar planes de gestión de ámbito regional para el lobo y otras especies cinegéticas que contemplen que sea el Ejecutivo cántabro el responsable del abonar todos los daños ocasionados, por estos animales en cuestión, en las ganaderías de la Comunidad Autónoma.

Esta modificación, tras su aprobación en el seno del Gobierno, será trasladada al Parlamento con el fin de sacarla adelante y, de esta forma, acelerar el proceso de tramitación definitiva del Plan de Gestión del Lobo, que presenta como principal novedad respecto al actual borrador del mismo, sometido a información pública entre agosto y octubre de 2016, el mantenimiento del lobo como especie cinegética.

El titular de la Consejería, Jesús Oria, ha explicado esta mañana, en rueda de prensa, que estos cambios responden a la necesidad de poner fin a la diferenciación en las responsabilidades de pago por los daños causados por el lobo en función de la zona en que se producen.

En la actualidad, ha señalado, el lobo, en todas las CCAA, menos Asturias, está clasificado como especie cinegética, es decir, puede ser objeto de caza deportiva y, por ello, los daños producidos en la ganadería deben ser indemnizados por el titular del terreno cinegético, mientras que Medio Rural es responsable exclusivamente de los pagos por ataques producidos en la Reserva Regional de Caza Saja y en el Coto Regional de Caza de Valderredible.

Oria, que ha estado acompañado por el director general del Medio Natural, Antonio Lucio, y del jefe de Servicio de Conservación de la Naturaleza, Ángel Serdio, ha recordado que uno de los principales condicionantes en la elaboración del Plan ha sido la intención por parte de la Consejería de que todos los ganaderos de la región, con independencia de la ubicación de sus explotaciones, perciban los pagos de idéntica manera y que la indemnización corra a cargo del Gobierno.

En este sentido, y tras diversas reuniones con los colectivos involucrados, Medio Rural puso de manifiesto que, con el marco legal vigente, si se asumía como deseable que la Consejería se responsabilizara de los pagos, la única opción posible era la clasificación del lobo como especie no cinegética, tal y como quedó contemplado en el primer borrador del Plan de Gestión de dicha especie.

Sin embargo, Oria ha explicado que, a la vez que se llevaban a cabo estos trámites, las Direcciones Generales del Medio Natural y del Servicio Jurídico trabajaban conjuntamente para evaluar las posibilidades de modificación del marco legal autonómico con el objetivo de que se pudieran abonar los pagos por parte de la Consejería sin cambiar el estatus legal del lobo.

El director general del Medio Natural, Antonio Lucio, ha expuesto que la principal razón para mantener al lobo como especie cinegética es la de poder contar con la participación de los cazadores en la gestión de la especie, “pero con un matiz muy importante, que el Plan de Gestión lo va a hacer la Administración”, con lo que será el Gobierno quien defina los criterios de control de caza, en función del estado de conservación de la especie, asegurándose así la población del lobo que ha ido creciendo desde 1995.

Mismos objetivos

Así, los objetivos del Plan, en su nueva concepción normativa, se mantendrán intactos, entre ellos asegurar la conservación del lobo y su compatibilidad con la ganadería extensiva, promover la adopción de medidas preventivas de los daños, poner en marcha un pago por servicios ambientales para los ganaderos profesionales en zonas con presencia permanente de este animal y basar la gestión de la especie en el mejor conocimiento de la misma.

“Se modifica la herramienta legal para el control de ejemplares, pero no varían los objetivos del Plan”, ha subrayado Oria, que ha anunciado una próxima reunión de la Mesa del Lobo para explicar con detalle el cambio que será introducido en el proyecto del Plan de Gestión y que se someterá de nuevo a información pública.

Oria ha finalizado su intervención agradeciendo la participación de todos los agentes que han participado en el debate y ha reconocido la especial contribución de UGAM-COAG, de la Asociación de Ganaderos de Ovino-Caprino de Cantabria (OVICAN) y de la Federación Cántabra de Caza.

Al reservarse la Administración el control del número de lobos para asegurar el mantenimiento de la especie se consigue que esta especie esté perfectamente controlada y lo cazadores no puedan actuar en los cotos privados según su libre albedrio sino cumpliendo las cuotas que para mantener las manadas controladas, fije la Dirección General del Medio Natural que velará entre el equilibrio entre los animales y los rebaños, haciéndose también responsables del pago de los daños que los ganaderos sufran en toda la región.

En Asturias, única autonomía en que el lobo no se considera especie cinegética, por lo que no se puede cazar, es la propia administración quien controla las manadas, eliminando el exceso de lobos que pudieran romper el equilibrio entre los ganaderos y el animal.

Por su parte esta solución de consenso que asegura la salvaguarda de todos los sectores implicados en el difícil equilibrio entre ganaderos, que ven diezmados sus rebaños, y la conservación del lobo, no ha gustado a Podemos que llama a la movilización contra este proyecto según la siguiente nota informativa distribuida por el partido morado:

Podemos Cantabria ha recibido como un jarro de agua fría el anuncio del consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria de mantener al lobo como especie cinegética, “desoyendo de esta forma el consenso entorno al plan de gestión, construido en la mesa del lobo y que costó años alcanzar”, ha señalado José Manuel González, responsable de Medio Ambiente, Mundo Rural y Territorio

En Podemos recuerdan que dicho plan contaba con el respaldo de asociaciones de ganaderos, cazadores y organizaciones ecologistas y era el resultado de meses de intensas negociaciones con cesiones por todas las partes, “consenso que ahora el gobierno ha volado por los aires de manera unilateral”.

“Mantener el lobo como especie cinegética no solo no va a solucionar los problemas que produce el lobo en la cabaña ganadera, sino que los va a incrementar al avivar el clima de tensión social en torno al cánido que existe hoy en día en la sociedad opinan desde Podemos”, dice González.

Además, consideran que si el PRC cree que en pleno Siglo XXI el pueblo cántabro va a tolerar que una especie emblemática como el lobo sea exhibida en redes sociales como un trofeo de caza más es que no entienden a su propio pueblo.  “Las mismas personas que hace solo unas semanas pagaron su entrada y llenaron las salas de cine para disfrutar por primera vez de las imágenes de una manada de lobos cazando en libertad en el documental Cantábrico, no van a entender que esos mismos lobos sean exhibidos como trofeos de caza gracias a la decisión unilateral del Gobierno de Cantabria”.

Podemos considera que el anunció de hoy del consejero no es sino una más de las consecuencias del giro a la derecha del PRC, que tiene como efecto más visible un retroceso en la conservación del Medio Ambiente como nunca antes se había visto en esta región y lamenta el silencio cómplice de su socio en el gobierno, el PSOE.

Podemos Cantabria anuncia que combatirá por todos los medios a su alcance la lamentable decisión del Gobierno de Cantabria, comenzando por una interpelación al consejero Oria para que explique este deplorable cambio de opinión en el Parlamento de Cantabria y anima a la sociedad civil a que se movilice para defender al lobo. “Nunca hubo una causa más justa”, terminan desde Podemos

RSS Últimas noticias de Cantabria